El stand de los besos 2 reseña

El stand de los besos 2: muchos problemas en tan poco tiempo

Netflix no es ningún extraño en las producciones de comedia romántica juveniles, con éxitos como Sierra Burgess es una perdedora y A mi altura la plataforma de streaming encontró una gran audiencia que consuma sus producciones. En 2018 tuvimos la primera parte de El stand de los besos y, a pesar de que recibió una gran oleada de aceptación, también existió una gran cantidad de espectadores que la odiaron. La pregunta es: ¿de verdad era necesaria una segunda parte?

La primera parte está basada enteramente en el libro de nombre homónimo, escrito por Beth Reekles como parte de una historia en la famosa aplicación de Wattpad. No he tenido la oportunidad de leer el libro (y honestamente no creo hacerlo en un futuro cercano) por lo que mis opiniones están basadas únicamente en las películas.

Durante el primer filme pudimos conocer a la “incómoda” y simpática Elle Evans (Joey King) y a su mejor amigo Lee Flynn (Joel Courtney) quienes nacieron exactamente el mismo día y a la misma hora y además se rigen por una serie de reglas de la amistad que han creado desde pequeños. Una de estas prohibía involucrarse sentimentalmente con los familiares del otro; un aspecto bastante conveniente ya que el hermano mayor de Lee, Noah (Jacob Elordi), es un chico deportista y aparentemente el más atractivo de la escuela. Así que toda la historia muestra cómo Elle y Noah se enamoran pero deben de mantener su relación en secreto debido al hermano menor; al final Lee aprende que, aunque sean mejores amigos, él no puede decidir sobre a quién debe amar. 

A pesar de sufrir de un par de inconsistencias narrativas, problemas de realismo, aspectos problemáticos como arranques de ira y acoso sexual mal tratados, y personajes secundarios sin gracia y poco desarrollados, este es un filme que nos enseña sobre la amistad y el amor juvenil, vemos cómo Noah cambia de ser el chico malo y mujeriego a uno enamorado, Elle aprende a tener su propia voz y Lee a dejar a su amiga ser. Pues, en esta segunda parte tenemos una pequeña regresión y poca profundidad en los múltiples problemas y una resolución pobre. 

Antes de los spoilers: si te gustó la primera parte, y te encariñaste con los personajes, seguro te gustará esta, encontrarás más emocionante sus aventuras y vivirás las emociones de los chicos en pantalla. Pero, si no está dentro de tus películas favoritas, e incluso te disgustó, es mejor que inviertas tu tiempo en otras actividades que te gusten. A continuación te explicaré por qué.

¡CUIDADO! Estás entrando en una zona llena de spoilers.

***

Primero debo decir que El stand de los besos 2 durá más de dos horas, de las cuales 30 minutos pudieron bien ser recortados y no afectarían a la trama. A pesar de ser una película sencilla y ligera me pareció una duración eterna. 

Otro aspecto negativo de la película es que intenta abordar muchas tramas y subtramas que se sienten saturadas y a ninguna se le da el tiempo y profundidad que merecen como: las relaciones a distancia, la infidelidad, el salir del closet, pasar tiempo con los amigos vs con la pareja, el ingreso a la universidad, y mucho más.

Así es, dos horas de película no son suficientes para abordar estos temas de manera adecuada, y el stand de los besos pasa a último plano, la verdad apenas lo recordé por el nombre de la película. Con esta cantidad de problemas pudieron realizar mejor una serie de 7 a 10 episodios y les hubiera dado un buen tiempo para hacer un producto más desarrollado y personajes secundarios más profundos e importantes.

Otro aspecto negativo que encontré fue el personaje de Lee (mi menos favorito). Mientras vemos que Noah deja su imagen de Don Juan por el amor de Elle, este parece no haber entendido que la lista de reglas no debe seguirse al pie de la letra, sobre todo en cuanto a decisiones importantes como la universidad. Además el problema con su pareja y su amiga es creado por él mismo y no sentí una correcta reflexión de su parte, este merecía una lección más fuerte como que las dos chicas se molestaran con él y dejaran de hablarle. 

Este filme al final se basa en una serie de malentendidos que pudieron evitarse fácilmente y la forma en la que la mayoría se resuelven es muy sencilla, otra consecuencia de la escritura floja en español.

Como dato curioso y adicional: 50 mil dólares apenas y alcanzan para pagar un año de colegiatura en Harvard, sin considerar habitación y otros cargos específicos. Recordemos que al parecer el papá de Elle no puede pagar esta escuela, contrario a los Flynn que se les pinta como una familia adinerada. Y ni siquiera llegamos a saber qué estudia Noah y a qué carrera quieren entrar Elle y Lee.

En lo personal no recomiendo esta película y no la volvería a ver. Ya se confirmó una tercera parte a través de un avance lanzado días después del entreno de la segunda. Aún no se sabe con exactitud qué temas tratará, pero espero sea un filme más maduro ya que Elle aún no elige una universidad (por que sí, fue aceptada por ambas, incluyendo Harvard) y los hermanos estarán en sus respectivos colegios. Además deberán cerrar las historias inconclusas que nos dejó El stand de los besos 2 y, espero, no se extienda a una cuarta parte. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s