CONTROL Z: la serie mexicana que sorprendió

La nueva producción de Netflix México ya está disponible y, para mi sorpresa ¡es buena!

En cuanto a series en español sobre adolescentes producidas por Netflix, Siempre Bruja (de Colombia) y Élite (de España) son de las más populares de la plataforma. Sin embargo en México no teníamos programas dedicados a este sector hasta que llegó Control Z, el cual contiene únicamente 8 episodios de 35 minutos en promedio  cada uno. Y lo mejor es que se pasan rapidísimo.

En México las telenovelas son el tipo de producciones más populares, en las que solemos ver dramas familiares, amorosos y de amistad, y los sucesos giran en torno a estas temáticas. Tampoco podemos olvidar las controversiales narconovelas, las cuales o las amas o las odias; yo personalmente no las disfruto.

Cuando vi el avance de esta serie no pude creer que fuera mexicana, ya que la encontré en el canal de Youtube de Netflix Estados Unidos, con subtítulos en inglés, y fue entonces que me di cuenta de que efectivamente era español y me llevé una confusión más grande al escuchar mi propio acento. La parte más sorprendente para mí fue su temática y su cast, alejándonos un poco de las tramas de novela típicas y con actores más jóvenes a diferencia de series como Narcos, El señor de los cielos, Ingobernable, La casa de las flores, etc. Aunque debo aceptar que inmediatamente bajé mis expectativas por ser una producción mexicana, ya sé, mala costumbre. 

La historia toma lugar en una escuela privada en la Ciudad de México donde conocemos a Sofía (Ana Valeria Becerril), quien es vista como una marginada por sus compañeros y que tiene una muy buena habilidad para observar y puede ver lo que los demás no. El problema explota cuando una persona anónima hackea los teléfonos celulares de los alumnos y comienza a revelar información privada como preferencias e identidades sexuales, desenmascarando engaños, y mucho más, con el único fin de extorsionarlos. 

Tengo que decir que el elenco me convenció bastante, a diferencia de varios comentarios que leí en el tráiler, yo sí podría creer que aún están en prepa, aunque los actores sobrepasan los 20 años. Esta es una medida de seguridad debido a los temas fuertes y explícitos que se tratan, por lo que deben conseguir actores mayores de edad tanto en México como en Estados Unidos (considerando que la productora es norteamericana). Al menos me convencieron más que el cast de series como Gossip Girl o Vampire Diaries, quienes están muy lejos de parecer adolescentes.

Otro aspecto que me gustó fueron los temas mostrados, ya que un mexicano se identificará mejor con estos a pesar de no asistir a una preparatoria privada. Por un momento me cuestioné si tratarían temas completamente ajenos a mi por una cuestión de estatus social; citando Élite como ejemplo, con la que no me puedo ver reflejada en los problemas de la clase alta, a pesar de ser interesante la trama. En Control Z vemos las dudas sobre tu sexualidad, los padres machistas, la corrupción, problemas mentales como la depresión, el acoso escolar, acoso cibernético y mucho más. 

Aunque algunos personajes son presentados de manera rápida antes de que sus secretos salgan a la luz y no nos da tiempo de empatizar con ellos (u odiarlos) para que nos interesen lo suficiente, por momentos me sentí un poco ajena a ellos a pesar de sentir empatía por lo que estaban pasando. Desde mi punto de vista las revelaciones hechas por el hacker pudieron ser esparcidas mejor a lo largo de los episodios en lugar de sacarlos todos de golpe. 

Además, debo aclarar que esta serie cuenta con bastantes clichés dignas de las series adolescentes más populares de los últimos años como: adultos ineptos e ineficaces y adolescentes que se creen Sherlock Holmes. Pero, este último punto no me molestó tanto como en series como Riverdale, que abusan de este recurso a tal grado de volverse irrealista hasta dentro de su propio mundo. 

En conclusión, definitivamente no es la mejor serie de Netflix, pero es refrescante ver una nueva temática en el catálogo de producciones mexicanas. Si entras con bajas expectativas como yo, lo más seguro es que te sorprenderá y esperemos sea una puerta para que los productores se animen a innovar y salir de su zona de confort y apuesten más por el público joven. 

¿Ya la viste o piensas hacerlo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s