Por qué tienes que ver Keep Your Hands off Eizouken!

Hace más de una década, Bakuman, de Takeshi Obata y Tsugumi Ohba, nos contaba la historia de dos chicos de instituto que aspiraban a ser mangakas; ahora, Sumito Owara y el estudio Science Saru nos traen la travesía de tres chicas de instituto cuyo sueño es producir anime. Esa es la trama principal de nuestra reseña de hoy: Keep your hands off Eizouken!

Publicado en la revista Monthly Big Comics Spirits desde 2016, no fue hasta 2020 que este manga fue trasladado a ese formato. El resultado es una maravilla visual para quienes, como las protagonistas, aman el diseño de personajes, la animación, la producción audiovisual y quieren dedicarse a eso profesionalmente.

Todo inicia con Midori Asakusa, quien desde pequeña se ha especializado en dibujar escenarios y cuyo sueño es verlos animados, pero nunca ha iniciado sola un proyecto. Su suerte cambia cuando ella y su mejor amiga, Sayaka Kanamori, quien ve el beneficio monetario en todo, ayudan a Tsubame Mizusaki, una joven y adinerada modelo, solo para descubrir que en realidad desea ser animadora. Con el destino de su lado, las estudiantes deciden iniciar su propio club.

Fuera de ser un anime escolar tradicional, Keep your hands off Eizouken! destaca desde el primer momento pues el mundo donde se desarrolla no es típico. Las calles son laberínticas, los edificios enormes y algunas casas y pasillos están sobre el agua; la compleja distribución despierta en Midori su pasión por crear mundos así de increíbles, por lo que, a pesar de no ser un elemento relevante de la trama, vale la pena mencionarlo para comprender más al personaje.

Otro aspecto con el que Eizouken! juega bastante es con su propio formato visual-narrativo. Cuando los personajes hablan sobre sus bocetos, los movimientos y secuencias que planean utilizar o los conceptos en los que están trabajando la animación cambia para reflejar lo que ellas explican, como si vieras de primera mano lo que diseñan. Lo que sin duda se percibe como un acierto en una serie cuya trama es la creación del mismo producto.

Por lo mismo, los animadores del proyecto han compartido en sus redes sociales mucho del proceso hasta el resultado final. Aquí te dejamos una entrevista con el productor del icónico opening Eazy breezy, de Chelmico, cuya danza, de seguro, ya has visto en alguna red social:

Lo dinámico de su narrativa no es todo lo que esta serie tiene que ofrecer, las chicas son entrañables al igual que su amistad, la cual no se ve peleada con el rol que cada una asume en su pequeño club. Midori y Tsubame son las soñadoras y es el papel de Sayaka mantener a las chicas enfocadas: si quieren que su anime vea la luz algún día, primero tienen que lograr que el Consejo Estudiantil le dé a su club el presupuesto para iniciar. ¿Pero Tsubame no era adinerada? ¡Sí, lo es!, pero sus padres quieren que el modelaje sea su carrera a futuro, por lo que no puede financiar libremente su pasión. 

Sayaka, en especial, al no estar involucrada en el proceso de animación, funge como una directora que evalúa el costo-beneficio de cada nueva idea, lo cual le da un toque un tanto realista al anime, pues una animación no está compuesta solamente del producto, sino de toda una planeación previa. 

Fuera de la trama de las chicas, vale la pena resaltar la inclusión de personajes de color en la serie, pues cada vez son más los animes y mangas que incluyen personajes que salen del molde de la piel clara, pues si bien la mayoría de lo que se muestra es ficción, no deja que sea un producto de consumo y es importante que todos los espectadores tengan personajes con los cuales identificarse fuera de su personalidad o sus habilidades.

Sin embargo, no todo es positivo, a lo largo de la serie vemos la frustración que embarga al trío cuando algo no sale como se esperaba o cuando se ven orilladas a limitar sus proyectos debido a sus habilidades y herramientas actuales. Lo cual nuevamente sirve para identificarse porque todos hemos tenido un proyecto que queremos que triunfe, pero encontramos algunos obstáculos en el camino.

Como en todo anime sobre clubs, el Consejo Estudiantil tiene un papel especial y en Eizouken! no es la excepción. Aunque reconocen el talento de las chicas, no dudarán en ponerles trabas para evitar que ellas ganen más dinero con sus cortos y participen en la Comet A y en diferentes festivales. A su vez, conforme más popularidad ganen, las protagonistas querrán agregar cada vez más cosas a sus proyectos, lo cual las llevará a interactuar con otros clubes, como el de audio, por ejemplo.

A título personal, a pesar de no ser amante de la producción, disfruté muchísimo este anime porque te hace pensar en que es bueno perseguir tus sueños y que algo que consumimos con tanta facilidad en realidad tiene mucho trabajo detrás.

Ya por último, tras el éxito del anime, se anunciaron una película live action y una serie en el mismo formato para la primera mitad del año, aunque con la situación actual lo más probable es que se pospongan. Como ya mencioné, si te apasiona la animación o estás interesado en el tema, este anime es perfecto para ti, lo vas a amar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s