Itaewon Class reseña

Itaewon Class: ¿tan buena como dicen?

En tiempos de cuarentena muchos fans del cine y las series se están actualizando sobre las nuevas producciones disponibles en Netflix. Una de ellas es Itaewon Class, un drama coreano que ha dado mucho de qué hablar ¿Es tan buena como todos dicen?

NOTA: este programa está basado en un webtoon del mismo nombre, el cual no he tenido la oportunidad de leer.

En este drama de 16 capítulos conocemos a Park Saeroyi (Park Seo Joon) un ex convicto que es expulsado del colegio por golpear a un compañero de clase después de la muerte de su padre. Al terminar su condena en prisión decide seguir el sueño familiar de abrir un restaurante-bar bajo el nombre DanBam (Dulce Noche en español), el cual se localiza en la famosa área para extranjeros de Seúl, Itaewon. Sin embargo los deseos de venganza contra el responsable de la muerte del Sr. Park lo llevarán por distintas situaciones que pondrán a prueba su corazón y su deseo de llegar a su meta.

Ya conocemos a nuestro protagonista y, antes de pasar con sus coprotagonistas, es importante mencionar el porqué esta serie llamó tanto la atención. Antes de animarme a ver este programa, escuché que éste trataba temas serios y tabú en la sociedad coreana como los extranjeros birraciales, las enfermedades mentales, el bullying, la corrupción y, el más impactante de todos, las personas transgénero; convirtiendose así en el primer drama con un personaje permaneciente a la comunidad trans. 

Una vez sabiendo esto podemos seguir con la presentación de los personajes, aguanta que la lista es larga. Jo Yi Seo (Kim Da Mi) es una chica que conoce a Saeroyi apenas se gradúa del colegio e inmediatamente desarrolla un enamoramiento platónico en él. Es una chica inteligente con un IQ de 162, famosa bloguera e influencer, pero que fue diagnosticada con tendencias sociópatas. 

También tenemos a Oh Soo Ah (Kwon Nara), una chica huérfana que tenía una relación fraternal con el padre de Saeroyi, y de quién él está enamorado desde que se conocieron. Por su parte Choi Seung Kwon, es un ex convicto que conoció a Saeroyi en la cárcel y en quien encontró la inspiración para dejar esa vida de crimen para trabajar en el bar DanBam. 

Ma Hyeon Yi (Lee Joo Young) conoce a nuestro protagonista en una fábrica por lo que deciden trabajar juntos. En un inicio Saeroyi le contrata como chef pero tiene malas habilidades para ello. Un aspecto importante de este personaje es que al poco tiempo que le conocemos (por lo que no es spoiler) nos enteramos de que es una mujer trangénero en proceso de reasignación de género. Y por el otro lado tenemos a Kim Toni (Chris Lyon) un hombre africano-coreano que es contratado para hablar inglés con los clientes extranjeros, y que decidió llegar a Corea en busca de su padre coreano. 

Finalmente tenemos a la familia Jang que está integrada por tres hombres. Jang Dae Hee (Yoo Jae Myung) quien es el CEO de la compañía Jangga Group y un empresario muy poderoso. Su hijo mayor, Jang Geun Won (Ahn Bo Hyun) fue compañero en el colegio de Saeroyi y Soo Ah, en donde existía la frase “Jang Geun Won es la ley”. Y, finalmente tenemos a Jang Geun Soo (Kim Dong Hee) el segundo hijo, nacido fuera del matrimonio, del CEO y quien está enamorado de Yi Seo y la acompaña en todas sus ocurrencias. 

En términos generales el drama es muy bueno, su trama es interesante y la mayoría de sus personajes tienen personalidad, hobbies, intereses y sueños. En especial debo resaltar a los dos villanos principales de la historia, quienes son por mucho los antagonistas que más me han gustado en un largo tiempo. Son malos, pero no son caricaturas donde son así porque sí, tienen una historia y una justificación de sus acciones y entendemos por qué se volvieron como son. 

La historia de la chica trangénero fue una de mis favoritas ya que pudimos ver cómo actúa la sociedad coreana ante estas personas sin endulzarlo. En muchas ocasiones escuchamos cuchicheos sobre ella, rechazos y cuestionamientos sobre su forma de vida. Al ser un tema “nuevo” para los dramas y, sobre todo, al ser el primer personaje trangénero, fue tratado con el respeto debido. 

Pero la historia de Toni no me convenció mucho, ya que lo trataron muy por encima, a tal grado de que el personaje desaparece por la mayoría de capítulos sin justificación alguna, además de que el asunto de su padre es resuelto de manera muy floja y conveniente. Aunque debo aceptar que un par de veces no pude parar de reir y sentirme incómoda por el tratamiento que recibía al “verse” extranjero, como el rechazo o el miedo de los coreanos al no hablar inglés aunque él supiera su idioma, ya que ese tipo de situaciones las viví de primera mano en Seúl. 

Ahora, un tema que para mí arruinó la mitad del drama fue Yi Seo. La primera vez que la conocemos es durante su sesión terapéutica, en ese momento nos mencionan que es sociópata pero nunca nos dicen a qué grado. Durante la primera parte la vemos con una actitud egocéntrica, no le importa dañar emocional o físicamente a las personas, no conoce límites y hace las cosas a su conveniencia; exactamente como una persona con este tipo de trastornos actúa. 

El problema viene cuando no volvemos a verla hablar de ello o recibir terapia cuando es algo necesario para este tipo de transtornos. En cambio, entendemos que ella cambia por Saeroyi y crea relaciones de verdadera amistad con el resto de personajes cuando esto es muy difícil para una persona sociópata. Pareciera que los escritores tomaron el 60% de las características de este padecimiento para hacer al personaje interesante pero se olvidaron realmente de cómo es convivir con este tipo de personas, se enfocaron en su carisma y manipulación pero no en las mentiras o en la falta de remordimiento (este sólo lo muestran al inicio). 

Tal parece que en la última parte ella es una persona completamente diferente en tan sólo un par de meses. Una persona así aprende a vivir según las reglas y leyes, pero eso no significa que de verdad crea en ellas. De nuevo, este aspecto podría pasar desapercibido si desde un inicio nos dijeran que su grado es mínimo.

ATENCIÓN: el siguiente párrafo contiene un pequeño pero predecible spoiler.

Desde un inicio vemos que Yi Seo es muy insistente con Saeroyi y está convencida de que él terminará con ella y no le importa cómo lo conseguirá (una característica típica de los sociópatas cuando se proponen una meta) pero al final su insinuación llega a tal grado de decirle constantemente “te amo”. Este comportamiento está mal, si una persona no te quiere, no te quiere, y en Itaewon Class lo hacen parecer como algo romántico. Inclusive en una escena Saeroyi le dice “¿Por qué debo sentir lástima por ti? ¿Por qué me haces sentir incómodo?” Recordemos que en efecto esto es una manipulación, perfecto para el supuesto padecimiento del personaje, pero eso no lo hace correcto.

Otro problema de la serie es que a partir de la tercera parte se vuelve predecible y pierde el ritmo. En un inicio pensé que era diferente a muchos dramas populares que he visto, no sólo por el guión sino por su cinematografía. Pero estas características disminuyen en gran medida conforme avanza, para así convertirse en un drama más. Aunque sí tengo que decir que el final para el antagonista principal es uno de los mejores y que más he disfrutado en mucho tiempo. 

En resumen es un drama recomendable, entretenido y que en momentos te hace reflexionar profundamente, incluso sentir un nudo en la garganta. Pero, las expectativas tan altas que me creó la gente a mi alrededor y por internet no se alcanzaron a cumplir, por lo que puedo decir que me decepcioné un poco.

3 comentarios en “Itaewon Class: ¿tan buena como dicen?

  1. Odie a los protagonistas, son egoístas y no les importan las personas que los rodean (son manipuladores), sin mencionar que se me hace nefasta la idea de que una mujer modifique toda su vida para conquistar a un hombre prefiero mil veces a Soo ah que tiene mucho más amor propio.

    Me gusta

  2. A mi me va gustando, por ahora.
    Lo de Toni, también me pareció “agarrado de los pelos”, su resolución.
    Pero quiero saber lo siguiente que nada que ver con la trama.
    En el capítulo 11 pueden verse árboles de hojas blancas en escenas de la calle y me pregunto si son reales
    ¿alguien sabe?
    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s