La magia regresa

Cuando hablamos de películas animadas, Pixar es uno de nuestros principales referentes y no es para menos, con múltiples proyectos (como Toy Story, Monsters Inc., Los Increíbles, WALL·E, Up o Cars) que han marcado nuestra vida, especialmente la infancia, este estudio cinematográfico se ha convertido en creador de historias conmovedoras, únicas y significativas para todos nosotros.

En esta ocasión lo hace de nuevo con la película ONWARD (Unidos, en Hispanoamérica), una producción que refresca con su trama original y nos da un descanso de las secuelas, precuelas o adaptaciones live-action que la casa del ratón ha hecho en los últimos años. 

La verdad es que desde Coco (2017) Disney y Pixar no se habían tomado el riesgo de crear cintas con personajes nuevos e historias poco convencionales, cualidades que enaltecen el trabajo realizado por el director Dan Scanlon, quien también estuvo a cargo de Monsters University.

Así, Onward nos muestra un mundo de fantasía suburbana habitado por criaturas mitológicas como unicornios, cíclopes, hadas, duendes, centauros, dragones, entre otros, en el que no se necesita la presencia humana para sentirte identificado con las situaciones por la que atraviesas sus habitantes, pues su contexto es bastante similar al nuestro.

La historia se centra en Ian y Barley Lightfoot, dos elfos adolescentes con piel azul, cuyo padre, Wilden Lightfoot, murió años atrás. Sin embargo, él les deja un regalo, un bastón mágico y un hechizo que le permitirá regresar a la vida por 24 horas y así poder convivir con sus hijos.

Como podrás suponer y, como cliché en este tipo de temática, la magia solo está destinada para algunos, por lo que el encantamiento tiene un resultado parcial. ¡Las piernas de Wilden son lo único que regresan! Ahora los hermanos deberán buscar una solución para cumplir su sueño de ver a su padre, pues falleció antes de que Ian, el hermano menor, naciera.

En lo personal, me pareció una gran película con mensajes muy importantes de amor, hermandad, tener confianza en uno mismo, de superar los obstáculos y, sobre todo, de autoconocimiento. Esto último como uno de los tópicos más impactantes, pues la cinta te lleva a hacer una autoexploración por tus miedos e inseguridades para dar con tu verdadero valor, el cual muchas veces ocultamos tras una máscara.

Respecto a los personajes, Pixar planta su sello característico y al tener dos protagonistas nos muestra dos caras de la misma moneda, tan diferentes entre sí que se complementan a la perfección.

Por un lado, Ian (Tom Holland) es un chico delgado y demasiado tímido que sueña con conocer a su papá, pues cree que de esa manera ganará el valor necesario para cambiar su vida y hacerla más interesante. Es un personaje introvertido que limita sus múltiples habilidades por su inseguridad, además de tener un sentido de seguir siempre las reglas.

Conforme transcurre el filme, vemos cómo adquiere mayor seguridad y se “deja llevar” por el momento, en lugar de preocuparse a cada rato por lo que podría pasar. Además de que se llega a cuestionar si su sueño de conocer a Wilden es realmente tan importante como él creía o si es necesario para superarse a sí mismo.

Contrario a él, Barley (Chris Pratt) es un elfo más corpulento con un gran entusiasmo, y un fanático de lo místico que se obsesiona con cualquier tema que involucre la magia antigua; afición que, curiosamente, será de gran utilidad para la aventura de ambos hermanos. No tiene miedo de demostrar quién es y luchar por lo que cree correcto, a pesar de las múltiples críticas que eso le ocasiona.

En realidad, este hermano es el único personaje que se muestra con un genuino interés por el pasado de su mundo, lo que lo lleva a defender construcciones antiguas que los demás consideran como un “estorbo” para la modernidad. Un gran mensaje que nos alienta a no olvidar nuestras raíces. 

En cuanto a esta última idea, el director Scanlon nos explica que este es un universo en el que existía la magia, la cual ayudaba a todos, pero cuyo dominio y control eran demasiado difíciles, por lo que los individuos buscaron diferentes formas de facilitar su vida y la respuesta fue sencilla: la tecnología. 

Con la implementación de nuevos aparatos, la sociedad progreso y se olvidaron paulatinamente de sus raíces, al grado de que los centauros ya no corren o las hadas ya no saben usar sus alas por tener automóviles. Esto se puede tomar como una crítica a la sociedad actual, ya que nos enfocamos tanto en las nuevas tendencias que hemos dejado de lado muchos rasgos característicos de nuestra cultura, una triste realidad que vivimos en México en la que los pueblos indígenas son cada vez más discriminados y cuyas construcciones prehispánicas solo se consideran importantes si atraen turistas. 

De igual forma, la película da un reflejo de la interacción que tienen las personas, la cual es cada vez más frecuente a través de aparatos tecnológicos que cara a cara, lo que nos lleva a distanciarnos y, a su vez, aumentan la ansiedad en los individuos debido a la presión social.

Otro punto que deseo destacar de esta cinta es la participación de Laurel Lightfoot (Julia Louis-Dreyfus), la madre de Ian y Barley, ya que contrario a otras producciones en la que los padres de los protagonistas se sientan a esperar a que sus hijos regresen a salvo de su peligrosa aventura, esta madre toma la situación y se arriesga, en compañía de la mantícora Corey (Octavia Spencer), a un terreno desconocido con la finalidad de protegerlos.

En general, Onward es un proyecto muy bueno que le llevó a sus diseñadores seis años hacer realidad. La considero como un nuevo acierto de Pixar con lindo mensaje y que aunque su público principal son los infantes, la cinta se adapta muy bien a las expectativas de los espectadores mayores gracias a los temas que tocan.

.

.

Te comento que yo tuve la oportunidad de verla antes de entrar en cuarentena, pese a ser una película que recomiendo, te sugiero que te abstengas de ir al cine a ver cualquier producción cinematográfica hasta que las autoridades consideren pertinente volver a este tipo de actividades. Recuerda que la situación vivida por el Covid-19 no es un tema menor, sino un problema que afecta a diferentes países. Por favor seamos responsables y tomemos todas las medidas necesarias para evitar que su propagación se incremente.

Si te preocupa no poder ver este u otros estrenos, tranquilízate, ya que Disney ha tomado diferentes medidas como postergar el lanzamiento de sus nuevas películas o en otros casos adelantar su venta o renta en su formato digital y físico para que puedas disfrutarlas desde casa. Este último es el caso de Onward, puesto que se dio a conocer que a partir de hoy, 20 de marzo, la cinta animada se podrá descargar de manera digital y estará disponible en Disney Plus el 3 de abril.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s