El fin del mundo se acerca

A lo largo del tiempo, cada civilización antigua a lo largo y ancho del planeta ha pronosticado algo: el fin del mundo, generalmente refiriéndose a él como una pelea entre el bien y el mal que desatará una serie de fenómenos naturales que acabarán con los humanos, en parte como un castigo divino. Lo cierto es que, pese a que el contexto y creencias han cambiado significativamente, el ser humano se ve más cercano a este final por el creciente cambio climático y el aumento en la contaminación.

Dos perspectivas bastante diferentes, pero ¿qué pasaría si las combinamos? Tenemos como resultado a RAGNAROK, una serie original de Netflix cuya perspectiva es, precisamente, combinar la mitología nórdica con un sentido ambientalista actual. Así, el director Adam Price nos traslada a Noruega para relatarnos una versión moderna de esta batalla final entre dioses y gigantes, pero desde los problemas y situaciones vividas por adolescentes. 

Si no sabes de qué hablamos, aquí te dejamos el tráiler para que te des una idea:

La historia transcurre en Edda, un pueblo ficticio situado en el norte del país escandinavo, con la llegada de la familia Seier, Turid (la madre), Laurits (el hermano menor) y Magne (el primogénito), siendo el último nuestro protagonista. El poblado es controlado por las industrias Jutul, al ser la principal fuente de trabajo y ser consideradas como la cuarta empresa más importante de Noruega, generando grandes sumas de dinero. 

Magne es un chico alto, amable y tímido, al que le cuesta relacionarse con las personas; no obstante, termina haciendo amistad con Isolde, una activista en pro del medio ambiente, cualidad que le genera burlas y rechazo por parte de sus compañeros, principalmente de Saxa y Fjor Jotul, hijos de los dueños de la empresa ya mencionada. 

Isolde será un parteaguas en la personalidad de nuestro protagonista, involucrándolo en su preocupación por el cambio climático y la contaminación que asegura acecha al pueblo, producto de nada menos que Industrias Jutul. Después de ciertos acontecimientos, esta pareja de amigos se une a Gry, la chica linda y reservada, para realizar un trabajo final que hable de este problema ambiental. Acontecimiento que, irónicamente, desatará una serie de obstáculos que deberán enfrentar.

Bueno, y ¿dónde entra la mitología nórdica?, como factor distintivo esta serie usa lo ficticio tras bambalinas para resaltar el problema principal. De esta forma, Ragnarok nos dice que la lucha ocurrió, teniendo como resultado la muerte de los dioses en el campo de batalla y la desaparición de los gigantes, quienes en realidad lograron sobrevivir y se ocultan entre los humanos, adaptándose a la sociedad con el claro objetivo de llevar al mundo a su fin con otros métodos, como envenenarnos lentamente con la contaminación.

Así es, la familia Jotul pertenece a este grupo de seres mitológicos, lo que explica su poder económico e influencia, es decir, literalmente tuvieron siglos para acumular riquezas y aprender cómo conseguir lo que quieren. Con la desaparición de sus enemigos, no hay nada que los pueda detener o eso pensaban hasta que Magne empieza a desarrollar una serie de habilidades sobrehumanas características de una deidad en particular: Thor.

Desde este momento te digo que si lo que quieres es una serie de peleas entre seres mitológicos, esta no es para ti, al menos en esta temporada. Debido a que se nos presenta a un protagonista que recién descubre sus poderes y que no sabe controlarlos, al tiempo que se deja llevar por su faceta de adolescente con los altibajos que ello conlleva. Razón por la que varios críticos compararon este proyecto con Crepúsculo, pues los personajes, adultos y jóvenes, suelen sucumbir a sus arrebatos irracionales y complicar demasiado una situación simple.

Y, como ya lo mencioné, el tema central es la importancia del medio ambiente, por lo que las habilidades sobrenaturales pasan a segundo plano, utilizándose sólo en momentos que hacen que la trama avance o para darnos alguna explicación de cómo ocurrieron las cosas (además de poseer efectos especiales realmente básicos). Lo que nos lleva a presenciar, principalmente, la vida cotidiana de los alumnos en su escuela, los problemas de estos respecto al amor, la convivencia, el sentido de pertenencia y aceptación, las consecuencias que la contaminación del agua tiene en las familias de Edda y la indiferencia de la mayoría ante este tema.

De igual forma, la variedad de personajes no es nada nueva, ya que tenemos al chico popular y malo que se enamora de la chica tierna, la reina popular de la escuela junto con la que la sigue a todos lados, el chico que trata siempre de encajar con los demás, el tipo que se hace el gracioso y da muchas referencias sexuales, los inadaptados, el tímido, la ruda, etc.

¿Entonces es mala?

En lo personal, no la podría catalogar como tal, pues pese a estas características Ragnarok posee cierto encanto que te lleva a ver sus 6 capítulos de entre 40 y 48 minutos cada uno, ya que nada está definido, de un momento a otro un suceso cambia drásticamente el desarrollo de la trama. Aunque no te absorbe por completo, o al menos a mí, si posee escenas que te causan intriga e, incluso, identificación en ciertos aspectos.

Lo que me llevó más de esta serie es las alegorías a la decadencia de la sociedad y los problemas ambientales que sufrimos actualmente con un leve toque de fantasía. Así los villanos son esos enemigos de los dioses nórdicos que, en el contexto moderno, se convierten literalmente en gigantes económicos, dueños de recursos naturales, con influencia política, económica y social a nivel mundial que vuelve a las personas dependientes de ellos y de las “facilidades” que nos proveen.  

La última idea también se asocia a la relación antigua, pues en tiempo antiguos los gigantes eran alabados por los humanos y estos hacían sacrificios para esos seres con habilidades increíbles, dándoles su lealtad y fidelidad. Ahora, con proveer empleos, generar ganancias y crear productos, la manera de someter a los individuos cambió, pero el resultado sigue siendo el mismo: los necesitamos y hacemos lo que sea por mantenerlos felices a cambio de un poco de salvación.

Para finalizar, destaco un mensaje que nos da la serie y que, tal vez, no se entienda desde el inicio debido a que se asocia al trabajo final que escriben Magne y Gry. Es decir, en un principio no le di importancia a esta tarea escolar, simplemente la consideré como algo extra para mostrar la faceta de estudiante de los personajes, no obstante, el significado que le da el director Price va más allá.

Ragnarok nos señala que el verdadero cambio está en las acciones y en desaparecer esa indiferencia a problemas graves que nos negamos a ver. No importa con qué acción se inicie, puede ser algo tan simple como unas letras en un papel, un simple trabajo escolar que ayude a levantar la voz y a expresar la inconformidad y la cruda verdad que nos acecha. 

Te invito a que veas esta serie noruega disponible en el servicio streaming y nos digas qué te pareció. Te aconsejo que lo veas en su idioma original para apreciar el trabajo y las expresiones, aunque si te sientes incómodo o no te gusta leer subtítulos, la opción de doblaje en español es buena, solo que las voces son más agudas que las originales. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s