Reseña: “Esta mierda me supera”, lo nuevo de Netflix

Co-creada por Jonathan Entwistle y Charles Forsman y protagonizada por Sophia Lillis, llega Esta mierda me supera, la serie que los medios han clasificado como la sucesora de Stranger Things y The End of the Fxxing world, y que se estrenó el 26 de febrero de este año.

De las anteriores, solo vi una temporada de la primera y no recuerdo más que la premisa, de la segunda no pasé del capítulo uno; sin embargo, en cuanto vi el tráiler de I’m not okay with this, como es el nombre en inglés (y el cual me gusta más) supe que los responsables de ambas estaban involucrados en el proyecto. Tal vez fue la voz en off contando quién es quién y qué está ocurriendo, tal vez fue el hecho de que la protagonista sea una chica blanca con poderes que vive en pueblo quieto, o tal vez fue la musicalización. Lo que sea, definitivamente habla de un sello distintivo.

Basada en la novela gráfica del mismo nombre creada por Charles Forsman, la historia sigue a Sydney Novak, quien lidia con el duelo tras el suicidio de su padre en el sótano de su casa, la pubertad, su sexualidad y, lo más importante, extrañas habilidades que se manifiestan cuando pierde el control de sus emociones; lo cual cada vez ocurre con más frecuencia.

Al principio, la serie parece un popurrí de todas las series ya disponibles en la plataforma de streaming, y sí lo es, pero su brevedad la vuelve fácil de digerir a la vez que impacta con sus últimas escenas (que preludian desde ya una continuación). En apenas siete episodios de poco más de veinte minutos cada uno, Esta mierda me supera nos muestra la vida de Sydney: su entorno familiar, escolar y las terribles consecuencias de sus descontrolados poderes mentales, no por nada las primeras escenas que vemos son de la protagonista corriendo y cubierta de sangre. Todo en el escenario compuesto por Brownsville, el pueblito donde tiene lugar la serie y que, definitivamente, tiene la misma pinta de Derry, de It.

Empleando el mismo tono que The End of the Fxxxing world, la protagonista le habla al espectador con un tono lleno de sarcasmo que en ocasiones da en el blanco y en otras parece rebuscado, justo como el secundario masculino: Stanley Barber, interpretado por Wyatt Oleff (otra estrella de It, por cierto), el vecino de Sydney quien no usa zapatos, consume y vende drogas y es todo lo excéntrico que se pueda imaginar. ¿Su propósito? Pasar del fallido interés amoroso al apoyo de la chica, lo cual habla bien del desarrollo del personaje.

Por otro lado, tenemos a Dina (Sofia Bryant), la mejor amiga de Syd y de la cual está enamorada, quien sale con Brad (Richard Ellis), el estereotipo de bruto jugador de futbol americano que le causará muchos problemas a la protagonista. Sobre esta chica bonita solo queda decir que su personaje pudo haber sido mejor explotado y no ser reducido solamente a interés amoroso.

Hay que recalcar, de nuevo, la similitud con sus predecesoras: la protagonista blanca con su mejor amiga de color (Hola, Sabrina; hola, Tall Girl); la obvia premisa tipo Stranger Things con un misterio que se desenvuelve en segundo plano; tópicos respecto a la sexualidad (Sex Education, obvio): ¿será esta la fórmula ganadora para los programas dirigidos a adolescentes? Podría ser. Aunque jugar un poco con los elementos tampoco haría daño.

Hablemos un poco más de la serie porque, a pesar de estar basada en una novela gráfica, la adaptación explora las habilidades telequinéticas de Sydney al permitir que su origen se aleje del establecido en su cómic y ahonda en las vidas de los demás personajes, a la vez que olvida el final original y permite un cierre gancho para su primera temporada con la incorporación de un personaje nuevo. ¿Será que los productores ven mucho futuro a los programas de chicas con poderes?

Novela gráfica

Por último, y a recomendación personal, sugiero que te quedes con la serie, pues su obra base es demasiado problemática al no ahondar lo suficiente en nada y no ser sensible con el tema del suicidio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s