Una aventura supersónica

En la actualidad, la adaptación live-action de clásicos es la principal apuesta de las compañías cinematográficas, pero no hablamos solo de películas animadas que veíamos en nuestra infancia, pues esta nueva modalidad ha llegado a otro terreno: los videojuegos.

Y es que al tener una popularidad y rentabilidad tan grande es normal que algunos de ellos lleguen a tener películas o series animadas, simplemente Pokémon posee más de diez cintas de este tipo y 22 temporadas al aire. Gracias a lo cual fue elegido como el primer proyecto que abriría la puerta al Universo Cinematográfico de Nintendo con el filme Detective Pikachu, adaptación del videojuego del mismo nombre.

Este nuevo universo, al igual que sus semejantes de los cómics (Marvel Cinematic Universe y DC Extended Universe), se divide en diferentes fases y, por el momento, nos encontramos en la primera de ellas con la segunda película en su lista: Sonic the Hedgehog. 

Así es, la mascota de SEGA estrenó su propia adaptación live-action la semana pasada y ha roto récords en taquilla con una recaudación de 128 millones de pesos en su primer fin de semana en México y 57 millones de dólares en USA y Canadá. Desplazando así a su predecesora que logró un total de 53 millones de dólares en el mismo período. 

¿Vale la pena?

A opinión personal, te puedo decir que sí, pues la considero como un proyecto muy bien logrado que rescata a ese personaje muchas veces olvidado e ignorado por las nuevas generaciones. Al tiempo que nos dan una historia original en la que se ven involucrados diversos elementos que nos recuerdan a la época de los 90.

La cinta nos cuenta cómo Sonic, un erizo azul que posee súper velocidad, se ve en la necesidad de abandonar su hogar, pues una tribu quería secuestrarlo por su poder. Así, su cuidadora, Longclaw the Owl, le otorga unos anillos mágicos que pueden abrir portales a otros mundos, enviándolo a la Tierra para que pueda escapar y le pide que jamás muestre su habilidad. 

De esta manera, el velocista pasa diez años oculto en Green Hills, Montana, un pacífico pueblo pequeño. Lugar en donde vive Tom Wachowski (James Marsden), el alguacil local, quien desea vivir una aventura y poder ayudar a los demás.

Un día, por accidente, Sonic crea un apagón masivo, lo que provoca que el gobierno estadounidense mande al Dr. Ivo Robotnik (Jim Carrey) a investigar el suceso. Razón por la que el erizo acudirá a pedir ayuda al sheriff y juntos tendrán que idear un plan para que el científico no logre capturar al erizo.

Honestamente, en un inicio tenía pocas expectativas de esta película desde que se anunció su producción, pero admito que al verla mi opinión cambió significativamente por diversos aspectos. 

En un primer momento, se nos especifica que existen múltiples universos conectados unos con otros. Por lo que el mundo de Sonic, tal cual lo vemos en el videojuego, existe en realidad, solo que la trama se ve forzada a pasar en nuestro planeta. De esta forma, ya sabemos que el erizo no es un experimento que salió mal o algo parecido, sino que existe un plano en donde estos poderes son naturales. Una característica bastante interesante si nos ponemos a pensar en una posible secuela.

En segundo lugar, debido a que el velocista debe permanecer oculto, podemos apreciar a un protagonista con una personalidad amable y agradable que siente el vacío y la frustración de no poder hacer amigos, cuyo sueño es poder salir al mundo e interactuar con las personas sin necesidad de ocultar su existencia nunca más. 

En lo personal, me pareció una visión original y más realista de uno de los personajes más famosos y queridos de los videojuegos, lo que ayuda a generar cierto grado de empatía con él y, a su vez, explica el porqué de su manera de actuar en el resto de la cinta, mostrándose impaciente y ansioso por todo lo que observa, ya que nunca había realizado muchas cosas y compartido momentos con alguien más.

Otro punto a destacar son sus co-protagonistas.

Por un lado, tenemos a James Marsden, actor con experiencia en realizar películas con compañeros generados por computadora como en Hop y Enchanted, por  lo que se ve una fluidez en las escenas en las que aparecen ambos personajes. Además de dotarlo de una importancia significativa en la vida del erizo azul que nos lleva a ver su amistad como una relación armoniosa en la que aprenden uno del otro. 

Por otro lado, tenemos el regreso de Jim Carrey a la pantalla grande, uno de los actores más icónicos de la década de los 90 y una buena opción para interpretar al villano que salió en la misma época, desde luego, dotado de su característico estilo excéntrico y cómico. 

No es broma cuando digo que muchas críticas han alabado el trabajo de Carrey en esta cinta, considerándolo como el único actor que podía hacer honor al Dr. Eggman. En lo personal, me recordó mucho a una mezcla de su interpretación de The Riddler en Batman Forever, por su inteligencia y considerar a todos más tontos que él; con su transformación en The Mask por su sentido del humor y la manera de burlarse de los demás, y un poco de la maldad del Conde Olaf reflejada en Lemony Snicket’: A Series of Unfortunate Events.

Por su puesto, si hablamos de esta cinta, hay dos cosas que no podemos dejar pasar. En primer lugar, las referencias a la cultura pop, pues se hacen diversos guiños que, aunque puedan pasar desapercibidos para los niños, para los que venimos de esa década son una fuente de satisfacción por haberlos entendido. Uno de ellos, que podemos ver desde el tráiler, es ver cómo Sonic lee cómics de The Flash. Así que pon atención para ver cuántos captas.

En segundo lugar y como toda película que incluye velocidad supersónica, las escenas en cámara lenta no podían faltar. Aunque no se hace un uso exagerado de ellas, pues las que muestras tienen una peculiaridad que las distingue de las demás y le da valor al filme. 

En cuanto a la trama en general, debo aclarar que posee un humor básico y cuenta con diversos clichés que la convierten en una cinta predecible. Contrario a lo que podrías pensar, el director Jeff Fowler supo utilizar esos elementos a su favor ya que funcionan bastante bien en el desarrollo de la historia al dotarlos de una razón aparentemente “lógica” de fondo, de manera que terminas por disfrutarla y reírte en varias ocasiones. 

Si no entiendes esta última idea, únicamente te digo que, para no dar spoilers, hay una razón por la que Sonic no usa sus anillos desde el inicio y también nos dan una explicación de por qué simplemente no se va corriendo al otro lado del mundo. 

Ahora sí, llegamos al punto más esencial y polémico: la animación. Debo recordarte que la versión que vemos de Sonic en la película no es la original, pues en su primer lanzamiento nos mostraron a un erizo antropomórfico que generó la burla y disgusto de los fans. 

Tales fueron las críticas que el estudio encargado de su diseño, The Moving Picture Company Vancouver (MPC VR), accedió a rediseñar al erizo. Así es, ¡VOLVIERON A HACERLO DESDE CERO!, gracias a lo cual obtuvimos un diseño más fiel al personaje de los videojuegos, claro, sin dejar de lado los efectos realistas en el pelaje o textura de sus guantes y tenis.

Pero todo lo bueno tiene un precio y, en este caso, fue una suma de 35 millones de dólares para Paramount, lo que tuvo como consecuencia que MPC VR cerrara sus puertas definitivamente en noviembre del año pasado debido a la bancarrota. Una desagradable noticia que tuvo como finalidad dar a los fans algo de lo que exigían. Así que, si tienes la oportunidad, te invito a que apoyes este proyecto en cines, porque realmente merece esa retribución.

Para finalizar, debo aclarar que, si eres un fanático de los videojuegos del erizo, posiblemente te lleves un cierto grado de decepción, ya que, como mencioné, no apreciamos su mundo y sus poderes están muy limitados como consecuencia de no haberlos utilizado libremente por tantos años. 

Sin embargo, considero a Sonic The Hedgehog como una muy buena película de entretenimiento que te hará reír y ver el valor de la amistad, destinada principalmente a los niños que desconocen al personaje, pero cuya producción también agrada a personas mayores que no tuvieron un acercamiento con los videojuegos en su juventud. 

¡OJO! Cuando termine la cinta no salgas a toda velocidad de la sala, pues ¡cuenta con escena post créditos! Una que abre la posibilidad a una secuela, pero recuerda que, para ello, este primer proyecto debe tener éxito y apoyo de las personas. Así que ve a verla en cuanto tengas oportunidad y compártela con tus amigos, familiares, pequeños y con todos los que quieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s