little women opinión

Mujercitas: La nueva versión que nadie pidió

¿Haz visto alguna adaptación de la obra Mujercitas? En esta ocasión te hablamos de su más reciente versión que llegó a Latinoamérica en 2020 y que, además, está nominada en varias categorías de los Premios Óscar, incluyendo como “Mejor Película” de 2019. 

Mujercitas es una historia que toma lugar durante y después de la Guerra Civil, donde seguimos las historias de cuatro mujeres jóvenes. Nuestra protagonista, Jo March (Saoirse Ronan) vive en Nueva York tratando de hacerse de un nombre como escritora publicando sus historias en distintos periódicos. Mientras tanto, su hermana Amy (Florence Pugh) reside en París junto a su tía March (Meryl Streep), en donde estudia pintura, y se reencuentra con su amor platónico de la infancia, Theodore (Timothée Chalamet), quien anteriormente se le propuso a Jo, pero esta al final lo rechaza (no, este no es un spoiler, es mencionado desde un inicio). Por su parte la hermana mayor, Meg (Emma Watson), está casada con un profesor, y la hermana menor, Beth (Eliza Scanlen), se encuentra enferma en casa y es gracias a ella que la familia se reúne de vuelta.

***

No es un secreto que este filme es una adaptación de la novela Mujercitas (Little Women en inglés) de la autora americana Louisa May Alcott, publicada en 1868 y 1869. La escritora sigue las vidas de las cuatro hermanas March desde su infancia hasta su adultez, aunque las historias están inspiradas en las propias aventuras de Louisa y sus hermanas. Por ello este escrito está clasificado como novela autobiográfica o semi autobiográfica. Aunque, dada la gran popularidad de la obra, Alcott decidió sacar dos secuelas: Little Men (1871) y Jo’s Boys (1886).

Esta no es la primera adaptación de este afamado libro. En 1912 Broadway tuvo su propia versión y en 1919 llegó a Londres. En 2009 una presentación de un solo acto tuvo lugar en Estados Unidos, Italia, Australia, Irlanda y Singapur; entre muchas más presentaciones en los escenarios. 

La televisión también tuvo sus propias versiones en los años 1958, 1970, 1980, 2012, 2017 y 2018. Estas series han sido producidas en Estados Unidos, Japón e inclusive la India. 

En cuanto a la pantalla grande tenemos un total de siete adaptaciones, siendo las de 1933, 1994 y, la más reciente, de 2019 las más famosas. 

***

Debido a las versiones antes mencionadas resulta simple llegar a la conclusión de que esta no es una historia original, miles de personas han podido disfrutar de las aventuras de las cuatro hermanas a través de varias generaciones. Mujercitas de 2019 representa una nueva interpretación de esta novela para la generación joven actual, con actores del momento y que son el futuro del cine estadounidense, tal como lo fueron Winona Ryder, Claire Danes y Kirsten Dunts para el filme de 1994. 

En lo personal recuerdo haber visto la versión de Ryder hace muchos años, por lo que no recuerdo bien la estética, historia, montaje y dirección, lo que me imposibilita para hacer una comparación directa de ambos filmes.

En primera instancia, esta nueva adaptación es una buena puesta en escena. Los vestuarios, las locaciones y las actuaciones resultan bastante convincentes y logran sumergir a la audiencia en la historia que se está proyectando. Sin embargo, aspectos como la fotografía y la dirección de cámaras son poco innovadoras; las producciones históricas tienden a seguir un mismo estilo en ambos aspectos y esta no es la excepción. 

La cinta falla en mostrarnos locaciones más abiertas, como lo son las ciudades de Nueva York y París, ya que las escenas del exterior cuentan con tomas cerradas en su mayoría, y las casas y habitaciones son el recurso más utilizado. En una producción histórica, las tomas abiertas, como las calles o vecindarios, ayudan al espectador a adentrarse en la historia y no creer que está únicamente en un set. 

Otro inconveniente que algunos han manifestado son los constantes saltos en el tiempo. Si bien es uno de los recursos más utilizados en el cine, en ocasiones el cambio resulta demasiado rápido y confuso, sobre todo si no estás completamente inmerso en la historia. Un tip que puedo dar es que te fijes en la paleta de colores; cuando nos muestran la juventud de las hermanas los tonos se inclinan a los rosados y naranjas, y cuando observamos su adultez (que vendría siendo su presente) los azules y negros toman protagonismo.

Las actuaciones, como mencioné son buenas y esto es es debido a una gran elección del cast. La única excepción podría ser Emma Watson, quien no está mal, pero se ve opacada por sus demás compañeros de reparto. En lo personal aplaudo la interpretación de Eliza Scanlen, quien interpreta a la hermana menor Beth, puesto que simpatice en gran manera con su historia inicial y final. 

Como obra independiente, sin considerar las versiones anteriores, es una gran opción para las nuevas generaciones, ya que nos habla del feminismo, la diferencia de deseos y metas, la unión familiar e inclusive el perdón. De nuevo, esta no es una historia innovadora pero es una buena película de drama y romance para pasar el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s