El lado humano del amor

Las emociones humanas son diversas y tan cambiantes como el mismo océano, y es que cada día solemos tener un torrente de sentimientos que es difícil saber qué nos provoca cada uno, puede ser una pequeña acción, una palabra, un recuerdo o, incluso, algo inexistente como un sueño. Por eso, no es de extrañar que podamos pasar de uno a otro sin darnos cuenta, pues no existe un tiempo de duración de cada uno. 

Y la transición que más nos duele es el paso del amor al olvido, cuando esa chispa de pasión, cariño y afecto se va apagando poco a poco hasta consumirse. Ese es precisamente el tema que hoy tocamos con “Historia de un Matrimonio”.

La producción de Netflix, estrenada el 6 de diciembre del año pasado, nos relata la historia de Charlie Barber (Adam Driver) y su esposa Nicole (Scarlett Johansson) quienes poseen su propia compañía de teatro, el primero como escritor y director, y la segunda como actriz protagonista. Aunque al principio se podrían considerar un matrimonio armonioso, la realidad es que la distancia y el desapego se hacen presentes en la vida de los artistas, razón por la que deciden divorciarse.

Marriage Story

Con el propósito de no crear un problema para su pequeño hijo Henry, la pareja decide ver a un mediador y llevar el proceso lo más discreto posible, al grado de acordar no meter abogados en medio. Pero la situación da un giro inesperado cuando Nicole se va a California con su hijo, por asuntos de trabajo, puesto que en ese lugar conoce a Nora (Laura Dern), una famosa abogada.

Las cosas se empiezan a desestabilizar cuando Nora hace que Nicole exprese sus sentimientos, pues es gracias a esa sesión que la actriz se da cuenta de que ha dejado varios de sus sueños de lado por seguir a su esposo, muchas promesas vacías y oportunidades que ha rechazado. 

Únicamente se necesita un pequeño empujón para que las personas nos dejemos llevar y nos ceguemos con las cosas negativas, y eso es lo que la abogada aprovecha para convencer a Nicole de presentar el divorcio formalmente. Aunque la actriz presenta dudas al inicio, al final acepta.

A  Marriage Story, Nora

Tranquilo, no te he dado spoilers, pues la película cuenta, precisamente, los momentos por los que la pareja atraviesa debido a ese suceso. Y aunque, tal vez, hayas pensado que el marido es el “malo”, déjame corregirte, pues uno de los más grandes aciertos de esta producción es que te presenta ambas partes por igual. El director, Noah Baumbach, nos enseña ambos lados de la moneda de una manera tan equilibrada que es difícil tomar partido, pues nos presentan las bondades y defectos tanto de Nicole como de Charlie.

Este filme nos presenta las emociones reales por las que se atraviesa en un divorcio, es una mirada humana al dolor, sufrimiento y ansiedad de los protagonistas. En las escenas podemos ver a una persona frustrada, al grado que es fácil sentir empatía con la impotencia que experimentan los actores, debido a que, conforme avanza la cinta, los problemas se multiplican y se hacen más difíciles. 

A Marriage Story, Charlie

Aunque, curiosamente, todo ocurre gracias a una persona: Nora. Así es, la trama se desarrolla debido a este personaje secundario, pues sus interacciones con los protagonistas los llevan a tomar decisiones que darán origen a una nueva circunstancia. Esta abogada se define por ser alguien suspicaz, manipuladora y, sobre todo, muy inteligente, tomando ventaja en cada oportunidad que se le presenta.

Este personaje está muy bien desarrollado, desde la personalidad hasta la forma de comportarse con cada uno de los protagonistas u otros actores, no por nada Laura Dern ganó el Globo de Oro como Mejor actriz de reparto gracias a este papel, puesto que realmente te hace tomar una posición, ya sea de amor u odio, respecto a Nora.

Marriage Story, Nora

Y es que tener a una abogada tan peligrosa como enemiga te lleva a contratar a alguien que le haga competencia, una decisión que Charlie tuvo que tomar por las malas. Aquí es cuando entra otro tema a colación, además de los problemas personales existentes entre el antiguo matrimonio, se comienzan a crear asperezas entre la pareja por los abogados, una ventana realista, debido a que, en diversas ocasiones, los obstáculos son creados por un tercero, llevando a los protagonistas a tomar una actitud a la defensiva y violenta.

Escenas con gritos, reclamos y lágrimas son testigos del dolor que los personajes llevan dentro, pero, como todo en la vida, las cosas no son blanco y negro, pues también existen aquellas escenas en donde se regresa a la confidencialidad, al cariño y apoyo entre Nicole y Charlie. 

Marriage story Charlie and Nicole

¿Quién dice que con un divorcio todo sentimiento positivo se extingue?  La realidad es que nadie sabe cuándo el amor se termina por completo o, simplemente, se transforma, pues con años de conocerse y múltiples sucesos vividos entre ambos, derrotas y logros, es sumamente complicado afirmar que ya no sienten cariño el uno por el otro, además de tener un punto en común que jamás se desvanecerá y por el que harían todo con tal de que sea feliz: su hijo Henry.

Te invito a que veas esta obra cinematográfica y seas testigo de su desenlace, mantén la mente abierta y recuerda que no todo es color de rosa, pero tampoco todo es tristeza y soledad. La vida tiene múltiples matices y depende de cada uno si los percibe como algo negativo o positivo. Al final, cada quien decide y forja su propio camino ¿no lo crees?

“Me cuesta ponerlo en palabras. No es tan simple como ya no estar enamorados”

A marriage story review

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s