Gatos anime

Un destino con garras afiladas

Las hay de muchos tipos, algunas son grandes, otras pequeñas; unas tienen orejas largas y otras orejas pequeñas; hay quienes tienen colas largas, mientras que otras poseen un pequeño rabo; unas tienen pelaje, otras plumas, escamas o, incluso, son calvas. ¿Ya sabes de quiénes hablamos? Lo cierto es que, aunque cada una es diferente, todas comparten una característica en común: las amamos con todo nuestro corazón. Así es, nos referimos a las mascotas.

Y es que a pesar de que, en ocasiones, causan destrozos y hacen que nos enojemos por sus travesuras, los animales de compañía poseen un lugar especial dentro de nuestras vidas. Por esa razón en esta ocasión te hablamos de una serie perfecta para los amantes de los animales, especialmente de los felinos.

“My Roommate is a cat” (Dōkyonin wa Hiza, Tokidoki, Atama no Ue, en su idioma original) es un anime estrenado en marzo de este año. Basado en la obra del escritor Minatsuki Tsunami y la ilustradora Futatsuya Asu, fue adaptado, gracias al estudio Zero-G, a un total de 12 capítulos, con una duración de 23 minutos cada uno, por el director Kaoru Suzuki.

Haru, My Roommate is a cat

La historia gira en torno a Subaru Mikazuki, un joven de 23 años que se gana la vida gracias a su ingenio al escribir novelas de misterio. Es una persona introvertida a la que no le gusta convivir con ningún tipo de ser vivo, especialmente con otros individuos pues argumenta que limitan su imaginación, lo más preciado para él, por lo que prefiere pasar su tiempo encerrado en su casa y leyendo toda clase de libros.

El comportamiento de Subaru empeora por el trágico fallecimiento de sus padres en un accidente automovilístico, haciendo que el protagonista rehúya de establecer cualquier tipo de relación con alguien, de manera que únicamente interactúa por compromiso con su editor y un amigo de la infancia (quien, en realidad, se aferra al protagonista).

Todo cambia cuando una gatita callejera bicolor entra en la vida del solitario chico, una coincidencia que cambiará el mundo de ambos. Por un lado, él se ve forzado a entablar conversaciones y crear lazos con otras personas para poder cuidar de su minina; por otro lado, la felina, llamada Haru, debe aprender a bajar la guardia y confiar en el humano que la acogió.

Haru y Subaru

Este anime nos muestra perfectamente la relación entre un ser humano y su mascota, desde los momentos difíciles de adaptación de ambos hasta aquellos sumamente especiales que solo se pueden compartir con un ser querido. Si tienes mascotas, te aseguro que te sentirás identificado con más de una situación. 

Uno de los aciertos más grandes de esta serie es que representa el comportamiento real de los felinos. En comparación con otros animes en los que se muestran animales con pensamientos más complejos, My Roommate is a cat mantiene una percepción sencilla de los gatos, de forma que Haru, con el paso de los capítulos, aprende el significado de palabras pronunciadas por su dueño, así como de ciertos ademanes del mismo; al tiempo que muestra sus instintos básicos, como encontrar comida, pues en su vida como callejera era lo más importante para sobrevivir.

Y es que la serie no solo nos muestra la visión de Subaru, sino que también tiene lugar la versión de la gatita. ¡Así es! Haru nos cuenta cómo ve todo, aunque no mueve los labios sus pensamientos se trasladan en diálogos, al igual que los de todos los animales presentados, además de mostrar expresiones caricaturescas que refuerzan sus sentimientos. Así, sus creadores nos revelan el porqué de su comportamiento en cada episodio.

Haru enojada

Este anime posee un buen equilibrio entre el drama y la comedia, pues ambas van de la mano en escenas divertidas que te causarán ternura, aunque también cuenta con sucesos que te conmoverán hasta las lágrimas (no es mentira, ten pañuelos a tu alcance).

Personalmente, esta serie me gustó mucho por el tratamiento de la historia, ya que refleja la evolución gradual de ambos protagonistas y su construcción de una nueva familia, término que tanto Subaru como Haru no entienden del todo, pero que con ayuda de sus amigos empiezan a comprender. 

My Roommate is a cat es una serie ideal para pasar el rato. Honestamente, en comparación con otras, no te genera un sentimiento de urgencia por terminar el anime, si no que puedes disfrutarla paulatinamente.

Pese a que esta producción se centra en gatos, como dueña de un perrito te puedo asegurar que disfrutarás de la trama. Desde luego, aquellas personas que posean una mascota sentirán mayor empatía, pero si tú no tienes una, no es impedimento para que te aventures a verla, debido a que los temas que toca son variados, desde la pérdida de un ser amado, la responsabilidad de tener a una mascota, la dificultad de establecer relaciones interpersonales hasta la situación de animales callejeros y las dificultades por las que pasan.

Dale una oportunidad a este anime y sé testigo de cómo un encuentro peludo puede cambiar el destino drásticamente.

“Tengo mi propio mundo. Y los mundos de los demás están llegando a él, expandiéndolo poco a poco”

My roommate is a cat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s